¿Que Tan Casual Es? Anthem Demo VIP

El pasado fin de semana, desde el viernes 25 hasta el domingo 27 de Enero: Electronic Arts y Bioware abrieron las puertas de su Demo VIP orientado a permitir a las personas que pre-ordenaron el juego, miembros de la prensa y otros invitados, experimentar una versión de Anthem muy cercana a lo que se va a lanzar este próximo 22 de Febrero. A pesar de que previamente ya habían abierto periodos de prueba Alpha y Beta, así como “previews” para la prensa: esta fue la primera oportunidad para miembros del público en general de conocer el juego por mano propia, así como difundir y comentar públicamente sus experiencias y opiniones. El demo debe tomarse como una aproximación y no es exactamente igual a la versión final del juego, ya que Bioware modificó algunos elementos como la economía y el balance por facilitar su evaluación. Todo el contenido está sujeto a cambio sin previo aviso hasta el día del lanzamiento.

Si han estado siguiendo el demo o si buscan en internet lo primero que van a encontrar es que la experiencia estuvo plagada de problemas técnicos. Sin embargo, por frustrante que esto fue, también es reconfortante ver que los problemas que ocurrieron estaban en su mayoría relacionados con la infraestructura de redes y servidores necesarias para soportar la conectividad del servicio en línea y multijugador. Una vez que se lograba establecer una conexión estable y duradera a una actividad, el juego respondía muy bien. Los problemas de infraestructura son comunes en juegos de este tipo y normalmente se solucionan y estabilizan en las primeras semanas posteriores al lanzamiento: si estuviéramos viendo problemas y errores en el juego como tal a estas alturas, eso sería algo más preocupante.

Para propósitos del Demo, la sección del mapa disponible era sustancial pero limitada y las actividades disponibles fueron: una misión de la historia principal en tres partes, además de un ejemplo de lo que ellos llaman Strongholds: que son misiones repetibles diseñadas para jugar en grupo que culminan en una batalla final con un Jefe  bastante fortachón, y también se pudo jugar en modo de exploración o “juego libre”, en el que se permite recorrer la sección disponible del mapa para descubrir ubicaciones y participar en actividades públicas espontáneas.

El juego empieza en el Fuerte Tarsis, donde se puede caminar en primera persona, conversar con unos pocos personajes, obtener misiones, equipar y personalizar tus exotrajes, así como escoger y configurar la actividad en la que quieres participar. Aquí vemos el componente de juego individual y personal de Anthem, que es donde se desarrolla nuestra historia: forjamos alianzas con las facciones, desarrollamos relaciones con diferentes personajes y tomamos decisiones sobre la forma en que queremos que eso suceda. Esta parte me sorprendió de manera positiva: La arquitectura del fuerte se siente antigua y orgánica, como una ciudad que ha ido creciendo y cambiando a lo largo de siglos, con diferentes estilos y materiales de construcción entremezclados. La población se siente escasa, menguada muy por debajo de su capacidad total, sin embargo cada esquina y alcoba está atiborrada de los materiales, la maquinaria y las herramientas que estas personas necesitan para sobrevivir en ese ambiente tan hostil y peligroso que experimentamos cada vez salimos en una misión. El ambiente comunica la desesperación a la que la historia se refiere: según comunicados y entrevistas con el equipo de Bioware se sabe que conforme la historia avanza y la situación cambia, así el ambiente también se adapta para reflejar estos cambios. Por otro lado las conversaciones con los personajes que habitan Tarsis son interesantes, adecuadamente actuadas y bien animadas: casi todas tienen múltiples opciones de diálogo y es interesante pensar cómo estas opciones puedan afectar la relación que se desarrolla a largo plazo con el personaje. El fuerte Tarsis es definitivamente un lugar donde el jugador tiene el control de desarrollar las cosas a su ritmo y observar los resultados tangibles de sus acciones y decisiones.

Una vez que entramos a nuestro exotraje, llamado “Javelin”, lo primero que vamos a querer hacer es seleccionar nuestro equipamiento y personalizar nuestra apariencia. La personalización es opcional, sin embargo muy entretenida y sus resultados muy satisfactorios: es fácil dejarse llevar durante horas modificando los colores y materiales de los exotrajes. Adicionalmente hay un “Codex” desbloqueable con información e historia sobre las personas, lugares, eventos y el mundo en general, que parece ser bastante extenso: esta también es una actividad opcional que podría ocupar algunas de las horas de ocio de aquellos jugadores interesados en este tipo de lectura.

Finalmente llegamos a la dinámica de  juego y aquí es donde Anthem despliega su verdadera naturaleza, la cual informa y da contexto a todo lo que hemos visto hasta el momento, tanto para bien como para mal.

Todas las actividades disponibles: Misiones, Strongholds y Juego Libre son por defecto públicas, eso quiere decir que si a la hora de iniciarla no has armado un equipo con tus amigos, el juego automáticamente te agrupa con otros jugadores aleatorios. En estos casos la comunicación por voz está apagada por defecto, así que la colaboración se da de forma emergente y no coordinada. De las tres actividades solo las Misiones se pueden cambiar a privadas (para jugarlas solo) pero si lo cambias el juego insiste a la hora de escoger iniciarla que se cambie a pública y hay que confirmar nuevamente que en efecto se quiere jugar solo. Esto ya nos indica que el juego está hecho y balanceado para ser jugado en equipos de principio a fin y jugar solo es algo que sus desarrolladores consideran un comportamiento aberrante esperado de una minoría de los participantes. En el juego libre sin embargo, a pesar de tener otras personas en el mapa cada quien está por su lado haciendo lo suyo y es solo cuando sucede un evento público que el juego avisa y pone un marcador en el mapa donde es más probable encontrarse y colaborar con otros jugadores.

Ahora sí, considerando que como jugadores casuales vamos a pasar la mayor parte de nuestro tiempo en este juego colaborando con desconocidos, nos preguntamos:

  • ¿Qué tan incomoda es la colaboración? – Sorprendentemente, no mucho. El juego arma los grupos sumamente rápido, así que no hay que esperar casi nada y todas las personas están enfocadas en el mismo objetivo así que todos saben lo que tienen que hacer en cada momento. Aparentemente con la opción de voz apagada no se escucha a nadie durante las actividades. A veces tocan grupos más fluidos que otros pero en general la experiencia es buena.
  • ¿Si quiero jugar exclusivamente solo, qué tanto provecho le puedo sacar a este juego? – Si tomamos las actividades disponibles en el demo como ejemplo pareciera que es posible terminar la historia solo, con una dosis de paciencia y tolerancia a la frustración. El juego libre también es bastante divertido, y se va volviendo más factible conforme se va consiguiendo mejor equipamiento. Los Strongholds no se pueden hacer solo del todo sin embargo son la fuente principal de equipamiento de mayor nivel una vez terminada la historia así que evitarlos disminuye la longevidad del juego bastante. Todas las actividades te dejan escoger entre 6 niveles de dificultad y eso hace que las recompensas sean mayores, pero en el demo no encontré la forma de volver a activar las Misiones de historia después de haberlas hecho, y parece, por lo que han dicho los desarrolladores en twitter, que la forma de volver a jugar alguna Misión es colaborar con alguien que vaya por esa Misión en su propia historia. También hay que tomar en cuenta que pueden haber otras actividades que no fueron incluidas en el demo. Al final sin embargo quién disfruta del juego, con un poco de creatividad siempre puede encontrar formas de divertirse jugándolo, incluso cuando no todas las actividades sean factibles.
  • ¿Que tan divertido es el juego como tal? El juego es definitivamente muy divertido. La capacidad de volar hace que tanto la exploración como el combate sean sumamente entretenidos especialmente cuando se tiene el exotraje y el equipamiento que más se ajusta al estilo de juego personal de cada quien: esto convierte a la busqueda constante de nuevo y mejor equipamiento y armas en una mecánica muy importante del juego.

En general estamos hablando de un juego con mucho potencial de diversión y buenas ideas, pero claramente enfocado más que nada al juego colaborativo en equipos, haciendo que se necesite un poco de creatividad, perseverancia y flexibilidad por parte de los jugadores casuales que quieran sacarle provecho. En todo caso quien quiera juzgar por sí mismo no dude en participar en el Demo abierto que empieza este primero de Febrero para Windows PC, PS4 y XBOX One.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Powered by WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: